Ir a la isla

LÍNEA ROJA

Con una superficie de 32.000 m2 y 48 metros de altura sobre el nivel del mar, la isla Santa Clara es un pequeño paraiso que se encuentra a pocos minutos en lancha motora del puerto donostiarra. La isla cuenta con baños, duchas y puesto de socorrismo. Durante la temporada estival no se puede ir con perros.

Sobre el trayecto

El trayecto a la isla es rápido, cómodo y sobre todo muy divertido. Para realizar el trayecto contamos con varios barcos que funcionan durante todo el verano.

Ver tarifas

Qué hacer en la isla…

Dar un paseo, disfrutar de la vistas, darse un chapuzón, merendar, explorar…

Se puede recorrer facilmente a pie a pesar de su terreno escarpado a través de sus innumerables escalinatas y senderos especificamente creados para que el visitante pueda conocer todos los rincones con facilidad.

Desde sus balcones y miradores se puede contemplar la bahía de La Concha, los montes que la rodean (Urgull e Igueldo) y sus acantilados. Sensaciones placenteras que pueden ser disfrutadas sentados comodamente en un banco colocado a tal efecto.

A mano izquierda del muelle, mirando a La Concha, se encuentra su pequeña y familiar playa, disponible en las bajamares, pudiendo disfrutar de una piscina natural con marea alta.

Las zonas de merendero salpican toda la ladera de la isla. Elije tu mesa y disfruta de una merienda a la sombra del mediodía o al sol del atardecer.

En la parte más alta de la isla se encuentra el faro (creado en 1864), única edificación de la isla. Un edificio de dos plantas que hoy en día es alimentado mediante energía solar procedente de los paneles que se encuentran en su terraza. Desde este punto se goza de una privilegiada panorámica de la ciudad.

La isla cuenta con un bar con terraza donde se pueden adquirir cualquier tipo de bebida y snacks.